martes, 29 de marzo de 2016

Reseña de "Emily, la de Luna Nueva", de L.M. Montgomery

"Amar es fácil y, por tanto, muy común, pero comprender es una cosa muy rara." 

El libro
Título en español: Emily, la de Luna Nueva
Autora: L.M. Montgomery
Editorial: Toromítico
Año de publicación: 1923
Nº de páginas: 400
P.V.P: 17€
La historia (Sinopsis oficial)
Tras lograr un éxito sin precedentes con su saga de Ana, la de Tejas Verdes, Lucy Maud Montgomery creó el personaje de Emily Starr, a la que consideraba su álter ego, y que plasmaría en una trilogía de resonante acogida.

La temperamental y muy imaginativa Emily no sabía lo que era estar sola hasta que su padre murió. Ahora, unos parientes de su madre la llevarán a vivir con ellos a la granja Luna Nueva. Emily está segura de que no será feliz allí. Habrá de hacer frente a la rígida y severa Tía Elizabeth así como a sus pícaros compañeros de clase manteniendo la cabeza alta y haciendo gala de su aguzado y rápido ingenio. Las cosas comienzan a cambiar cuando hace amigos como Teddy, autor de maravillosos dibujos, o Perry, que ha navegado por todo el mundo con su padre pero jamás ha ido a la escuela; y, sobre todo, Ilse, una chica no muy femenina con un temperamento ardiente. Para su sorpresa, Emily descubrirá que Luna Nueva es un lugar hermoso y fascinante. Su espíritu ferozmente libre tiene mucho que enseñar a cualquiera -niño o adulto- con el suficiente sentido común (e imaginación) para escuchar.

******************************************************************
Lucy Maud Montgomery ha sido adorada por millones de lectores de todas las generaciones tanto por sus historias de Ana la de Tejas Verdes como por la trilogía de Emily, que se abre con Emily la de Luna Nueva. Alice Munro, la ganadora del Premio Nobel de Literatura 2013, ha citado el trabajo de L. M. Montgomery como una influencia esencial e inspiración para su propia obra. Munro considera Emily la de Luna Nueva «uno de los mejores libros de la literatura canadiense de todos los tiempos», y añadió: "Lo que me importa, finalmente, en este libro, lo que habría de importarme en los libros a partir de ese instante, es saber más sobre la vida de lo que me habían contado, y más de lo que yo nunca podría contar.» (Sinopsis oficial)
La autora
Lucy Maud Montgomery. Escritora canadiense universalmente conocida por la serie de novelas que narran la vida de Ana Shirley, nació en 1874 en Clifton (actualmente New London), una pequeña ciudad de la Isla del Príncipe Eduardo (Canadá). Tras la muerte de su madre, cuando ella contaba menos de dos años de edad, su padre decidió dejarla a cargo de sus abuelos maternos, en Cavendish, para irse a vivir al oeste del país, donde volvió a casarse. De sus abuelos recibió una educación muy estricta, aunque dicha situación —crecer sola en la casa de dos personas mayores— estimuló su imaginación, provocando la chispa que le haría crear el personaje de Ana Shirley. Completó su formación en el Colegio Príncipe de Gales, en Charlottetown, y entre 1895 y 1896 estudió literatura en la Universidad de Dalhousie, en Halifax, Nueva Escocia. En 1898, tras haber trabajado como maestra en varias escuelas, regresa a Cavendish para cuidar de su abuela, que había quedado viuda. Se casó con Ewan Macdonald, un ministro presbiteriano, y se mudó a Ontario, donde su marido se hizo cargo de una iglesia. La pareja tuvo tres hijos: Chester Cameron, Stuart y Hugh Alexander, quien murió al nacer, en 1914. El resto de su obra la escribió fuera de Prince Edward Island, ya que después de su matrimonio nunca regresó en vida. Falleció en Toronto en abril de 1942 y fue enterrada en el cementerio de Cavendish, cerca del lugar en el que creció. Es en 1898, al regresar a Cavendish para cuidar de su abuela, cuando comienza a escribir los relatos que darían lugar a su mayor creación: la serie de Ana Shirley (ocho libros que narran su vida, desde la niñez hasta la edad madura). El primero de ellos, Ana, la de Tejas Verdes (Anne of Green Gables), publicado originalmente en 1908, narra la llegada de la inteligente y deslenguada Ana —a la que el propio Mark Twain consideró la niña imaginaria más encantadora que se había creado desde la inmortal Alicia de Carroll— a su hogar adoptivo en Avonlea, un pueblecito (ficticio) situado al norte de la Isla del Príncipe Eduardo. Tejas Verdes, la propiedad de Marilla, su madre adoptiva, será el centro de su universo infantil y el lugar donde, al fin, podrá sentirse parte de una familia. (Fuente: Toromítico)

Valoración personal
Aviso a navegantes: por una vez, no seré 100% objetiva. No puedo. Me resulta imposible. Cuando un clásico universal de la literatura juvenil como éste cae en mis manos, no puedo dejar de alabar sus múltiples virtudes. ¡Y es que me los leo del tirón! Como ya me había pasado con Ana, la de Tejas Verdes, Emily, la de Luna Nueva me cautivó. Me conquistó hasta tal punto que, en un par de días, ya lo había devorado. 

Emily, la de Luna Nueva es la historia de una huérfana que ha de irse a vivir a Luna Nueva con sus tías Elizabeth y Laura Murray. En esta agradable hacienda, Emily intentará sacar brillo a la escritora que lleva dentro, honrando así la memoria de su difunto padre. Para ello, contará con la inestimable ayuda de su primo Jimmy y sus siempre fieles amigos Teddy, Ilse y Perry. Más allá de la típica trama juvenil, Emily, la de Luna Nueva es un hermoso canto a la vida, la amistad y la familia... A esos valores que parece que progresivamente se van perdiendo y que, sin embargo, tanto necesitamos para vivir con plenitud.

Al igual que acontece con Ana, la de Tejas Verdes, también escrita por L. M. Montgomery, Emily, la de Luna Nueva cuenta con personajes bien trabajados y definidos, sumamente cercanos al lector a pesar de que, en ocasiones, parecen un tanto exagerados. Los buenos son muy buenos aunque los malos no sean tan malos. Todos los personajes de Montgomery son, en esencia, buenos y toda maldad que pueda haber en ellos es meramente circunstancial. Sea como fuere, Emily, la de Luna Nueva cuenta con un significativo número de personajes entrañables, capaces de conquistar progresivamente el corazón de los lectores más exigentes. 

"El primo Jimmy dice que según un hombre de Priest Pond el fin del mundo está cerca. Espero que no llegue hasta que yo no haya visto todo lo que hay."

Fiel a su estilo, L.M. Montgomery nos presenta una narración pulcra y ordenada que, a pesar de los años transcurridos, no parece sufrir el paso del tiempo. La historia, aunque dirigida a un público juvenil femenino, es apta pata todos los públicos. Grandes y pequeños podrán encontrar en ella una fuente inmejorable de entretenimiento aderezada sutilmente con los aromas y sabores de antaño.

No se puede hablar de esta novela sin hacer una mención especial a la cuidada edición de Toromítico. A pesar de que muchos lectores proclaman que las portadas pueden resultar un tanto infantiles, el libro tiene un encanto innegable y cuenta con un atractivo y vistoso dossier central con fotografías de la época y dibujos e ilustraciones de Sara Lago.

Las descripciones de Montgomery, claras, precisas y visuales, permitirán al lector trasladarse a los bellos paisajes de Blair Water y Luna Nueva, así como realizar un agradable viaje en el tiempo a aquella época en que las casas se iluminaban con velas, las divisiones de hacían en pequeñas pizarras y los niños trotaban alegremente por los prados (sin móvil, tablet o videoconsolas).

En resumen, Emily, la de Luna Nueva es una historia bonita, alegre y didáctica que nos recuerda ligeramente a la archifamosa Ana, la de Tejas Verdes. Comparaciones aparte, Emily, la de Luna Nueva puede presumir de personajes inolvidables y de una narración pulcra y elegante que engancha de principio a fin. Quizás no sea la obra más popular de L.M.Montgomery, pero es una novela 100% recomendable y apta para todos los públicos.  

Puntuación: 8,5/10

Con la colaboración de Toromítico.

27 comentarios:

  1. Genial reseña!! No descarto leerlo.
    Besos. :)

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!
    Deje un poco apartada la saga de Ana, la de Tejas Verdes porque me estaba aburriendo un poco pero este libro tiene muy buena pinta así que lo apunto para futuras compras :3
    Un saludo ^^

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!
    Me ha encantado la reseña, y como le tengo tantísimo cariño a la saga de Ana la de Tejas Verdes (¡cómo me costó encontrar los dos últimos libros con la edición antigua, madre mía!, me lo apunto sin dudar.
    ¡Un besazo!

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola!

    Yo leí el primero de Ana, la de tejas verdes, y aunque me gustó mucho no se si voy a continuar con la saga porque es que son tantos que me da mucha pereza... y no se, creo que terminaría cansándome, y lo mismo creo que me pasaría con esta saga.

    ¡besos!

    ResponderEliminar
  5. La portada es muy bonita, y el libro en sí tiene muy buena pinta.
    Besos:)

    ResponderEliminar
  6. Hola! Esta saga me gustó mucho, aunque no tanto como la de Ana de las Tejas Verdes! Me alegra ver que a ti también te ha gustado! Muy buena reseña!

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  7. Oigo y leo maravillas sobre estas novelas. No sé, habrá que ponerse con ellas. Un beso.

    ResponderEliminar
  8. No me importaría leerlo, aunque aún no he leído Ana la de las tejas verdes
    Besos

    ResponderEliminar
  9. La portada me fascina muchísimo, ¡me la apunto!

    Noa

    ResponderEliminar
  10. Hola! Tiene muy buena pinta y me suelen gustar mucho estos libros, así que me lo llevo anotado.
    Besos!

    ResponderEliminar
  11. Hola, pues no pinta nada mal. Me alegro que la disfrutaras!!

    besos

    ResponderEliminar
  12. ufff la narrativa de esta autora es genial, yo me leí e de las tejas verdes y me gusto mucho

    ResponderEliminar
  13. NO he leído nada de esta autora.

    ResponderEliminar
  14. mmmmmm no sé, no termina de ser el tipo de historia que suelo leer. Tendré que dejarlo pasar.
    Menuda entrada, está curradísima!!
    Un abrazo,
    Rush

    ResponderEliminar
  15. Bien se nota que has disfrutado con su lectura. No leí nada de esta autora. Me gustaría conocer al personaje de Ana de las Tejas Verdes, pues solo la conozco de ver la película canadiense. Besos.

    ResponderEliminar
  16. Parece una bonita lectura con encanto. Me ha gustado mucho tu reseña, me anoto el libro.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  17. ¡Hola!

    No he leído nada de esta autora y tampoco es que los clásicos me apasionen, pero creo que este tipo de libros en concreto podrían llegar a gustarme sobre todo porque vienen acompañados de ilustraciones :3

    ¡Un beso! :)

    ResponderEliminar
  18. Pinta bien, gracias por la reseña :P
    Me alegra que te haya gustado =)

    Un abrazo ^^

    ResponderEliminar
  19. Qué bonito!!! yo tampoco sería imparcial... imposible!!!
    Besotes

    ResponderEliminar
  20. Hola :)
    Hace un tiempito que quiero leer Ana, la tejas verdes, pero nunca encuentro una edición del libro que me termine de gustar rarezas mías*
    A este no lo conocía, y sin dudas se va a mi wishlist. Pero primero quiero leer a Ana.
    Gracias por la reseña, saludos!

    ResponderEliminar
  21. Qué interesante cielo, no lo conocía, conozco pocos clásicos de la literatura juvenil. Gracias por tu reseña, y el entusiasmo que desprendes!!!

    ¿Te pasas a visitarme? La Reina Lectora ❤

    ResponderEliminar
  22. Este no es para mí, pero celebro que lo hayas disfrutado tanto.

    Un beso, feliz finde ;)

    ResponderEliminar
  23. Todavía tengo pendiente leer algo de la autora, al menos el de las tejas verdes, me daís envidia... Un beso!

    ResponderEliminar
  24. Muy, muy interesante! La busco y la adopto para mis proyectos de "dominio público" espero encontrar la traducción de antes de 1923.
    Muchas gracias, Abra.
    Saludos!!

    ResponderEliminar
  25. Los de Ana de las tejas verdes si que los conozco y he leído, pero estos ni idea, menudo descubrimiento me llevo.
    Investigaré
    Besos

    ResponderEliminar
  26. Lo importante de la escritura es que siempre se renueva. www.artethay.com
    #artethay

    ResponderEliminar

Por favor, déjanos tu comentario. Si nos dejas el enlace a tu blog, te devolveremos el comentario. :)